Qué es proyecto sagitario?

Cursos de Iniciación a la astronomía.

Didáctica astronómica. Talleres de Ciencia.

Charlas, cursos, campamentos, observaciones grupales.

jueves, 15 de febrero de 2018

miércoles, 14 de febrero de 2018

El INTI en tiempos del neoliberalismo periférico


http://www.elcohetealaluna.com/inti-tiempos-del-neoliberalismo-periferico/


Publicado
  
en
 
El absurdo de poner una empresa tecnológica nacional bajo conducción extranjera

El postulado que en los ’70 propuso Oscar Varsavsky [1] sobre la necesaria correlación entre estilos tecnológicos y modelos de país ha podido ser validado experimentalmente en nuestro país [2].
En el período (2003-2015) el modelo de desarrollo inclusivo basado en el consumo creciente del mercado interno y en la potencialidad innovadora y productiva del triángulo empresas del estado-pymes-SNC&T* pudo encarar la terminación y puesta en marcha de una compleja central nuclear (Atucha 2) con tecnología nacional; pudo diseñar, construir y exportar a Australia una central nuclear de baja potencia para producción de radioisótopos y ser técnicamente la mejor opción en la licitación de una central semejante para Holanda; pudo diseñar y construir radares y satélites de comunicaciones y de observación de la Tierra; pudo comenzar el desarrollo autónomo de lanzadores satelitales y aviones; pudo desarrollar, desde CONICET,  una innovación absoluta como son las semillas resistentes a la sequía** que, integrando el acervo tecnológico, permitirá que la empresa argentina Bioceres se apreste a cotizar en Wall Street. El Estado traccionando la innovación tecnológica, como es lo normal en los países de alta industrialización [2].
Actualmente estamos involucionando a gran velocidad hacia un modelo neoliberal- periférico***, en el que los sectores hegemónicos, objetivamente opuestos al DTA****, son (i) el sector financiero, (ii) las transnacionales cuyo objetivo industrial es establecer maquilas que permitan por múltiples mecanismos fugar divisas y (iii) las industrias extractivas que localizan en el país solamente la etapa extractiva propiamente dicha, importando equipos y localizando en el exterior la industrialización de la materia prima extraída de campos y minas; lo opuesto al estilo australiano al que tanto se alaba últimamente.
En este modelo de país, el INTI está necesariamente destinado a achicarse a un tamaño mínimo porque lo que se refiere a desarrollo tecnológico de empresas estatales y pymes nacionales o al monitoreo de la salud y seguridad pública frente a posibles desvíos de normas de las “empresas líderes” será progresivamente debilitado hasta su eliminación. En este modelo solamente están destinados a sobrevivir los servicios en los que las transnacionales encuentren que, ya sea para ellos o para sus pymes proveedoras, la optimización de costos pasa por el outsourcing; seguramente también optarán por mantener un cierto nivel de actividad en sectores mínimos de metrología y en las representaciones del INTI ante organismos normativos internacionales, en los que deberán defender las posiciones de las transnacionales que controlen al instituto.

Tecnalia

En este marco surge el tema Tecnalia, consultora que está desarrollando, según se dice, el Plan Maestro para la transformación involutiva del INTI y, también según rumores, próxima copropietaria del instituto a ser parcialmente privatizado.
Siendo Tecnalia***** una empresa de propiedad pública–privada del País Vasco, de alto perfil, con 1405 empleados en su plantilla, un ingreso anual de 102.1 millones de euros y 4050 industrias españolas como clientes, surge la pregunta: ¿es admisible poner el poder de decisión en el INTI en manos de una empresa española, dependiente de los intereses de la gran industria de su país?
Antes de contestar esta pregunta propongo considerar los siguientes puntos que expondré telegráficamente:
  1. Al encarar un desarrollo tecnológico nacional invariablemente surge la legítima necesidad de importar materiales y equipos no fabricables en el país hasta ese momento, por supuesto con su tecnología incorporada. Minimizar, no necesariamente anular, esas importaciones es siempre un objetivo del DTA; más aun teniendo en cuenta que, mientras sigan siendo imprescindibles esas importaciones,  el país corre el riesgo de que ya sea por motivos comerciales o políticos estos suministros nos sean negados.
  2. También surge en el camino de un desarrollo tecnológico nacional la necesidad de comprar en el extranjero apoyo de consultoría en temas en los que carecemos de suficiente know how; nuevamente el objetivo siempre es ir minimizando esas contrataciones de consultoría.
  3. La condición necesaria para que las importaciones puntuales de materiales, equipos y know how no impidan el DTA, es precisamente tener en nuestra manos el conocimiento necesario para garantizar la disponibilidad del know why y así poder controlar el diseño de nuevos productos y procesos y consecuentemente las decisiones que se tomen******.
Así como puede resultar instrumental en el DTA la importación de determinados bienes y servicios, es inadmisible importar las decisiones de política tecnológica, en particular de nuestros competidores actuales o potenciales. Eso es precisamente lo que implicaría el poner a una empresa extranjera en la conducción del INTI.
Volviendo al principio de esta nota, entender como una contradicción insalvable el que una empresa extranjera, dependiente de la gran industria europea, controle el INTI,  exige identificarse con el camino de la Soberanía Tecnológica.

Notas
* Sistema Nacional de Ciencia y Tecnología
*** Las políticas neoliberales impulsan la globalización, pero no es la misma la globalización vista desde el centro que desde la periferia; en nuestro país, el que hemos denominado neoliberalismo periférico es mucho más dañino que el neoliberalismo central. Por ejemplo, Macron y Merkel, exponentes relevantes del neoliberalismo central, no destruyen en sus respectivos países las estructuras educativas y de C&T como sí lo está comenzando a hacer Cambiemos en nuestro país [3].
**** Desarrollo Tecnológico Autónomo
****** El know how (saber cómo hacer) puede puntualmente importarse; por ejemplo, incorporado en equipos.  El know why (saber por qué) siendo  la base de un desarrollo de tecnología, no es importable y en su creación local es imprescindible el SNC&T [2]

Referencias
[1]O. Varsavsky, Estilos Tecnológicos – Propuestas para la selección de tecnologías bajo racionalidad socialista, Buenos Aires: MinCyT, 1974 (reeditado en el 2013).
[2]E. Dvorkin, ¿Qué ciencia quiere el país? Los estilos tecnológicos y los proyectos nacionales, Buenos Aires: Colihue, 2017.
[3]E. Dvorkin, «El triángulo: Ajuste continuo de la ciencia, desindustrialización y espejismo emprendedor,» Realidad Económica, nº 310, pp. 9-24, 2017

jueves, 8 de febrero de 2018

Tu cielo, Villa Eloísa

Charlas del Ciclo Tu Cielo, Villa Eloísa

Organizadas por el senador Hugo Rasetto para las localidades del departamento Iriondo de la provincia de Santa fe.

Se realizó ayer la primera jornada de charlas del ciclo Tu Cielo, iniciativa cultural que consiste en una charla introductoria al cielo nocturno, anécdotas, leyendas, naturaleza y estado de los astros que luego intentamos observar por medio de 3 telescopios.

La jornada de anoche presentó nubes por lo que los niños y los adultos presentes participaron de una charla y unas proyecciones del cielo visible desde esta latitud, sus constelaciones principales, las estrellas conspicuas. 
Representamos además los estadios evolutivos de las estrellas, y la relación color energía propia del espectro electromagnético.

El interés de todos fue un halago motivador para expresar eso que amamos, sobre lo que leemos, nos preguntamos y creemos o pensamos sobre nuestro cielo, tu cielo.

Gracias Villa Eloísa.

















jueves, 1 de febrero de 2018

Eunike ocultó a la estrella TYC 0179...

185 Eunike, oculta a TYC 0179- 01673- 1

Aldo Motino, Sergio Galarza

Ocultación registrada mediante telescopio LX200 de 12´´ y cámara Meade DSI I


La traza de la ocultación está compuesta por tomas individuales de 1 segundo cada 2 segundos, desde la UT 02 h 04´10´´ hasta la UT 02 h 04´37´´

Abajo, imágenes previas y posteriores a la ocultación:

Previa: 00 h 45´22´´

Previa 00h 45´08´´

Previa 01 h 58´12´´

Previa 01 h 58´52´´

Posterior, 02 h 20´38´´


martes, 30 de enero de 2018

Charla y Observación Astronómica en Villa Eloísa

Charla y Observación Astronómica en Villa Eloísa

7 de Febreo del 2018 a las 20 hs

En:

 El Orejano, frente al Club La Victoria

¡Te esperamos!


Ciclo de Charlas y Observaciones Astronómicas "Tu Cielo"

Tu Cielo en Bustinza

Nueva Fecha!

Miércoles 14 de Febrero de 2018 a las 20 horas.

Cancha de Entrenamiento del Club Huracán


viernes, 19 de enero de 2018

Geometría y astronomía en la escuela. Nota I

Geometría y astronomía en la escuela. Nota I



La escuela, en varios de sus niveles, enseña geometría y matemáticas, e inclusive análisis, pero pocas veces enseña astronomía. Este orden constituye un esfuerzo contra la corriente del pensamiento. Los humanos desarrollamos aquellas ciencias solo en función de esta. La geometría, los procesos matemáticos, el análisis, son hijos directos de la observación astronómica y de los esfuerzos mentales por representar aquello que vemos. Por tanto, sugiero que se utilice la astronomía en el aula, aún desde los primeros ciclos. La astronomía es una llave para atraer a niños, jóvenes y aún adultos; el resto de materias puede enseñarse en ese marco, allí los conceptos dejan de ser forzados y surgen de una lógica transparente.


Triángulos en el cielo

 El cielo nocturno es imponente, destacan las estrellas más brillantes y en base a ellas los antiguos pueblos crearon sus constelaciones. Las constelaciones son figuras imaginadas en el cielo, arbitrarias, por supuesto y llevan asociadas alguna leyenda o concepto a transmitir.

La primera fuente de conocimiento grupal fue el mito. Para toda sociedad –inclusive la actual- perpetuar el mito es lo primero, pues el mito –y la cultura- homogeneiza. De modo que los primeros pueblos utilizaron la noche como nosotros usamos las escuelas. Sobre esa pizarra inmensa proyectaban sus ideas, sus anhelos y temores, en narraciones fabulosas que aleccionaban al tiempo que transmitían identidad. No desdeñemos este saber que nos ha guiado durante miles y miles de años, más que cualquier otro sistema -recordemos que las primeras constelaciones fueron grabadas en las cavernas de Lascaux hace no menos de 30 000 años, y que el primer hombre capaz de apartarse del mito fue Heráclito, quién vivió hace tan solo 600 años.

Las constelaciones zodiacales surgieron como herramienta para prever los 
cambios estacionales. Para un observador fijo sobre la Tierra, el sol retrocede en apariencia sobre las estrellas fijas, de modo que cada noche es ligeramente distinta de la anterior. Más, este retroceso se cierra cuando el sol ocupa de nuevo un mismo lugar en el cielo, con respecto a las constelaciones de fondo, llamadas constelaciones zodiacales. Este recorrido del sol a través del Zoodíaco es lo que constituye el concepto de año. De modo que, las figuras de estrellas que pueda uno ver una noche cualquiera, siempre es función inversa de la posición del sol.

Veamos algunas constelaciones:

Tauro, Gemini y Cáncer en el verano austral. Fíjense cómo une nuestra mente esas luces, cómo surgen de inmediato los triángulos ocultos en el cielo: Aldebarán es vértice del llamado árbol de navidad: Las Híades, un triángulo evidente; Cáncer aparece creado por dos triángulos que se oponen por sus vértices; y qué decir de las piernas del mellizo Cástor, el que está próximo al horizonte!


Si, por medio del programa, avanzamos unos meses, vemos ahora 
Leo, Virgo, Libra y Escorpio:



Otra vez nos abruman los triángulos: la cola del León, la cintura de la Virgen, las pinzas del escorpión. En toda figura que veamos en el cielo aparecen sugeridos los ángulos y las figuras geométricas que enseñamos en las escuelas.

Un modo de dejar a nuestros alumnos crear al tiempo que aprenden es el juego que sigue:

Constelaciones para armar

Las constelaciones fueron posibles por una capacidad del cerebro llamada Pareidolia. La Pareidolia (imagen asociada) es la capacidad de la mente de hallar figuras allí donde NO existen ante estímulos visuales de cualquier tipo. Así se explica que veamos elefantes en las nubes, cristos en los mármoles o guerreros en el cielo. Un caso notable lo constituyen las figuras derivadas de las estrellas de Gemini pues pueblos no conectados entre sí le dieron un mismo significado: gemelos, yunta, pareos: en Grecia recuerda la leyenda de dos hermanos procaces; en América es una yunta de Pumas. El caso de Scorpio es asimismo notable aunque por su disparidad: para los pueblos de la media luna fértil, fue un escorpión, pero para los maoríes es el anzuelo prodigioso con que el primer maorí pescó su Tierra del fondo del mar. Otro caso que me gusta destacar es el de Orión, un guerrero soberbio para el pueblo griego; una doncella para los antiguos Árabes; y, para los cálidos pueblos amerindios, un telar donde los dioses tejen un poncho para abrigo de los hombres.

El juego:

Mediante Stellarium imprimiremos cartas del cielo local en blanco y negro. Luego, cada jugador dibujará a su antojo e inventiva las constelaciones que quiera, por medio de trazos que unan las estrellas. Para esto, en los seteos de programa seleccionar la ubicación geográfica (F6), la fecha y la hora (F5), el campo aparente de la imagen (con AvPag o RePag), y, en Configuración (F2): herramientas, invertir colores. Desactivar las figuras occidentales mediante ( C ) y los nombres de las constelaciones con ( V ):



El seteo invertir colores nos permitirá imprimir la carta con un mínimo de tinta negra.

El juego consiste en que el participante cree sus propias constelaciones. Una vez que se han completado algunas figuras se comparten los trabajos para mostrar la pluralidad de ideas.


Aclaración: 

El diámetro de la estrella impresa es proporcional al brillo aparente de ese astro observado desde la Tierra. Al brillo aparente de un astro se le dice magnitud (m). La magnitud de las estrellas es un concepto introducido por Hiparco de Nicea unos 200 años antes de Cristo. Este sabio catalogó estrellas en función de su brillo aparente o magnitud, en función inversa a su impresión visual: a mayor brillo menor magnitud, y viceversa. Así las estrellas más brillantes fueron de 1° magnitud y en orden decreciente hasta 6°, que constituye el límite promedio de visibilidad a ojo desnudo. Posteriormente, con la invención de los telescopios y nuevas funciones matemáticas, se catalogaron estrellas de magnitud negativa, así como de magnitud muy superior (es decir, solo visibles con telescopios de gran potencia).

martes, 16 de enero de 2018

Nova en Mosca

Nova en Mosca
Descubierta por Rob Kaufman desde Australia
PNV J11261220-6531086
 https://www.aavso.org/pnv-j11261220-6531086-nova-7-mag-musca-discovered-rob-kaufman


La Nova es la estrella brillante del centro de la imagen.
RA 11 h 26´ 15´´ Dec -65° 31´
Telescopio LX90 203mm a 6.3

Cámara DSI I

Campo visual para ubicar la Nova: tender recta imaginaria de Lambda Mus a Hip 55597; Nova cercana a la estrella señalada abajo:

domingo, 24 de diciembre de 2017

La Navidad y Reyes

            La Navidad y Reyes



La noche buena y la víspera de reyes son para mí una galería soleada por la mañana, un patio lleno de plantas, un ventanal inmenso y una estufa llena de regalos. 

Los recuerdos de la infancia me hablan de momentos felices, vividos con hermanas y primas, con tíos y tías que, después supe, tal vez no tuvieran tanto de qué reír. 

Los días previos a los festejos la pasaba en la pileta o trepado a las plantas: un tilo, unos plátanos, una enredadera y una parra ahíta de racimos. Pero en mar del tiempo hay algo qué me sorprende:

Nadie nunca me habló de las Tres Marías.

Por supuesto, veía las estrellas y su figura, que para esta fecha dominan alto en el noreste, el cinturón de Orión, pero yo les llamaba los Tres Reyes Magos…



Ignoro porqué mi padre jamás me dijo, Sergio, mirá las tres marías. El, decía, 

Mirá, Sergio, cuando los tres Magos estén sobre la casa, llegará el día de Reyes y bajarán a dejarte sus regalos. 

De modo que en cada navidad esperaba los presentes con ansiedad: los del niño Jesús, en esta noche, y los de Reyes, muy próximos.



Cuando empecé a divulgar astronomía, me topé con gente qué, cuando les ofrecía mirar el cinturón de Orión, me decía, 

Ah, sí, las tres marías, y yo contestaba, No, no…, los tres reyes magos… pero nadie entendía… 

El lenguaje no es algo en sí mismo. La lengua es algo que se comparte. Es como el calor… Ahora sé que en Centroamérica también les llaman así.

De modo que Melchor, Gaspar y Baltazar, los Reyes de oriente que llegaron al pesebre guiados por la estrella de Belén. Cuánta astronomía hay en las leyendas y mitologías del hombre. 



Melchor es Alnitak, la primera estrella desde el este; Gaspar es Alnilam; y el negro Baltazar es Mintaka, la estrella del oeste del cinto. Tres estrellas azules predominan allí, aunque dos de ellas sean estrellas múltiples. Mintaka es una doble en telescopios de 100mm o más, así como Alnitak, aunque Mintaka es una cuádruple y Alnitak, triple. Decir que esas estrellas son azules es decir que son muy calientes en superficie, y que son gigantes. De las tres estrellas, más allá de su belleza, sepamos que Mintaka casi toca el ecuador celeste, de modo que alza y duerme por los puntos cardinales este y oeste. De modo que, mal que le pese a todo agnóstico, Mintaka en verdad es una estrella que guía los hombres.



Ese es mi recuerdo de esas luces nocturnas, un recuerdo feliz, un recuerdo unido a risas, al parpadeo de las luciérnagas y al perfume de las buenasnoches que mi abuela cuidaba tanto como a sus hijas.

Es duro crecer, sin embargo. La belleza con que supieron pintarnos el mundo se descascara: los adultos tenemos angustias y los niños no reciben alegrías por igual… 

Con todo, a mis cincuenta y cinco años, cada vez que veo trepar a Orión reconozco a los Reyes Magos y sueño con los inminentes regalos recibidos.



Feliz navidad.

sábado, 23 de diciembre de 2017

El Observador Astronómico 2

El Observador Astronómico 2

Movimiento aparente del cielo, Bóveda celeste, Zoodíaco.

Observar un cielo estrellado es un lujo de estos tiempos; por ignorancia de la sociedad* quedan pocas zonas libres de contaminación lumínica en Argentina. Desde áreas desérticas de Mendoza he visto a simple vista estrellas tocar el horizonte. Sin la molestia de las luces, la intensidad de la Vía Láctea deja ver las constelaciones andinas, creadas por los pueblos originarios, allí donde el polvo cósmico oscurece el brillo de lo mucho que hay detrás: el núcleo de nuestra Galaxia. Los americanos idearon figuras basadas en las manchas oscuras, generadas por la presencia de nebulosas de absorción: un Guanaco o Llama. Impresiona verlo, sus largas patas, el cuello, la cabeza perfecta enmarcada en la Cruz del Sur o Choike. Más allá de estas magnificencias latentes, referiré estrellas y objetos que podemos observar desde nuestras localidades.

La hora de la aurora.

La aurora es un momento mágico que anuncia el sol inminente. Si cada amanecer estuviéramos atentos al horizonte, pronto comprobaríamos que la aurora retrasa con respecto a las estrellas visibles. En efecto, el sol transita el fondo de estrellas fijas de oeste a este y retrocede contra el cielo nocturno. Es decir, la bóveda celeste adelanta al sol. La razón de esto es sutil: la Tierra avanza sobre su órbita, cada día adelantamos en el camino y esto causa la impresión de que fuera el sol el que retrocede. Este retroceso cumple un ciclo cuando el astro ocupa un sitio idéntico sobre el cielo. A este ciclo lo llamamos año y desde antiguo se asocia su figura a la de un círculo1.

El Zoodíaco.

Para ubicar con presteza al sol en su paso por el cielo, los babilonios inventaron el Zoodíaco: las doce casas que habita nuestra estrella en el transcurso del año: 
Aries, Tauro, Gemini, Cáncer, Leo, Virgo, Libra, Escorpio, Sagitario, Capricornio, Acuario y Piscis.

Veamos a qué me refiero con ayuda del programa stellarium:



En la imagen anterior falta menos de una hora para que amanezca: vemos el fulgor del sol oculto bajo el horizonte local del observador. A pocos grados sobre este, prevalece el brillo de Antares, la estrella alfa del Escorpión. De modo que el sol transita Sagitario (acaba de abandonar Ofiuco, el signo trece, obviado por los astrólogos). Si avanzamos una semana pero mantenemos la hora de la observación, vemos que el sol ha retrocedido en apariencia con respecto al fondo de estrellas fijas:



En efecto, Antares se halla mucho más alta sobre el horizonte, lo cual significa que el sol ha retrocedido con respecto a la bóveda celeste. Veamos en la simulación qué sucede al cabo de un mes:



Un mes y el sol ha retrocedido tanto que -a una misma hora- ya no se ve su fulgor; estamos en enero y amanecerá mucho más tarde. El sol ha abandonado incluso Sagitario y transita Capricornio:



De modo que el cielo avanza con respecto al sol; es decir, el sol retrocede con respecto al fondo de estrellas fijas2. ¿Cuál es la magnitud de ese movimiento?

Veamos: concebimos al año como un ciclo o círculo, y mensuramos estas figuras como barridas por un ángulo interno de 360°. Luego, el año se cumple en 365 días y fracción3

Esto es:

360° / 365,24 días =  0,98°/día

¡El cielo cambia casi un grado por día! Al cabo de una semana, suma siete días de variación; al cabo de un mes, ¡30°!

Ahora podemos prever qué astros serán observables en cada estación. Por ejemplo, si el sol transita Sagitario, podremos observar a antojo Tauro, Gemini, Cáncer, Virgo, es decir, constelaciones que distan aproximadamente 180° de Sagitario.

Apliquemos lo dicho en un juego muy sencillo:


Calendángulo, juego para el cumpleaños.

Calendángulo es un juego ideado para tomar conciencia de la traslación terrestre a lo largo de la órbita en torno al sol. Asimismo, hace uso de los conceptos ángulo, triángulo, equinoccios y solsticios, y otros a elección del docente, como trazado de áreas, fracciones o historia.

El juego: 

Dibujar en el piso o en el pizarrón una elipse amplia; dibujar el sol en el centro; trazar un cuadrante para identificar los puntos solsticiales y equinocciales; situar una Tierra en, por ejemplo, el solsticio de verano en el hemisferio sur.

Una vez que el gráfico esté completo se explicará en detalle el solsticio, y en particular que -el de verano- en el hemisferio sur sucede aproximadamente el 21 de diciembre, se anotará esta fecha detrás del hito astronómico.

Hacer notar lo trivial o anecdótico de haber fijado como comienzo del año occidental al 1° de enero, fecha que nada tiene que ver con hitos astronómicos. Se marcará esta fecha sobre el cuadrante.

A partir de aquí, cada jugador marcará su fecha de nacimiento, sobre el trazo de la órbita terrestre, con ayuda de un transportador; mediante cálculos aproximados se respetará el ángulo que abarque el trayecto recorrido por la Tierra para ser fiel en la representación.

Como plus deben agregarse las constelaciones zodiacales, de modo que se tome conciencia de la posición aparente del sol en cada onomástico, y de las constelaciones visibles durante esas noches.



*Puede iluminarse un área sin contaminar el cielo, es menester que las luminarias no apunten más alto que un plano de irradiación paralelo al piso, el uso de deflectores aprovecha al máximo la luz emitida hacia la zona que nos interesa.

1Las órbitas son elipses y no círculos, esto se sabe hace milenios. Sin embargo, varias culturas adoptaron el círculo por razones místicas, en contra de la evidencia.

2Las estrellas no están fijas. En el universo no hay nada que esté quieto, el Cosmos es movimiento. Para el lapso de una vida humana, sin embargo, el andar propio de las estrellas es apenas perceptible por medio de cámaras y espectrómetros montados sobre telescopios.


3La geometría inventada con base en 360° es hija de la observación astronómica. En el origen de nuestra sociedad supimos que el sol totaliza un ciclo en 365,24 días. Saber esto es cosa de niños, basta un palo clavado en el piso y la observación minuciosa de sus sombras para comprobarlo. De modo que los astrónomos primeros diseñaron una geometría afín a esos eventos. Al acotar el círculo en 360 solo se ha adaptado la realidad a márgenes útiles para una calculatoria fraccionaria. El 360 es divisible por 1, 2, 3, 4, 5, 6, 8, 9, 10, 12, 15, etc. etc. mientras que el 365,24 solo es divisible por Dios…